top of page
  • Paola López

Las oportunidades y retos de la Inteligencia Artificial (IA) en el ecosistema empresarial

En el panorama empresarial actual, donde la productividad y la eficiencia son factores clave para el éxito, la inteligencia artificial (IA) ha emergido como un aliado estratégico para impulsar la competitividad de las compañías (El Tiempo, 2024). Tras años de ser una herramienta de acceso limitado, la IA hoy representa una oportunidad para impulsar el crecimiento de empresas emergentes, especialmente PYMES, transformando la forma en que estas entidades interactúan con sus clientes y gestionan sus operaciones.

 

Curiosidad, incertidumbre y en algunos casos miedo, son algunos de los sentimientos generados por el rápido desarrollo y proliferación de herramientas que hacen uso de la IA. Tan sólo en el año 2023 se crearon más de 100 aplicaciones capaces de analizar datos, resolver problemas, crear imágenes, generar textos, replicar sonidos, entre otros (CAF, 2023). Sin embargo, en el entorno empresarial, a medida que aumenta el uso de estos recursos, las personas van perdiendo el miedo frente a esta nueva oleada tecnológica, al comprender los beneficios que pueden brindar en su rutina laboral.

 

Como asegura Daniel Verswyvel, Gerente General de Microsoft en Colombia, la democratización tecnológica de la IA facilitará una reinvención empresarial, impulsando a los pequeños negocios a expandirse y establecer una presencia competitiva a nivel global (El Tiempo, 2024). Esta tendencia hacia una mayor adopción ha sido posible porque, tanto líderes como empleados, han evidenciado que estas nuevas herramientas les permiten enfrentar desafíos como la escasez de recursos y personal, reducir errores humanos, mejorar la experiencia del cliente y hacer frente a las tareas rutinarias y repetitivas que pueden obstaculizar la innovación y el desarrollo al interior del ecosistema empresarial. Dicho acercamiento queda evidenciado por el estudio realizado por Microsoft en Colombia, según el cual el 54% de las organizaciones encuestadas utilizan soluciones de IA “muchas veces o siempre”, lo cual respalda otra de sus conclusiones, que indica como el impulso de la IA en Colombia podría triplicar la productividad y aumentar el PIB del país hasta un 6.8%” (Microsoft, 2024).

 

Sin embargo, como plantea el Vicegobernador de Tokio, Manabu Miyasaka, hay que manejar con cautela el boom de la IA en la vida cotidiana, ya que, según él, es demasiado pronto para determinar el futuro de estas tecnologías debido a su novedad, por lo cual debemos entender tanto sus ventajas como desventajas para poder utilizarlas de la mejor manera en el futuro (Euronews, 2024). Aunque sus beneficios son evidentes, desde que la IA es parte de la agenda pública, también se han señalado algunos de sus retos y desventajas. Por ejemplo, en el mundo empresarial, la implementación de la IA puede requerir una inversión significativa en tecnología y capacitación, la cual a menudo puede ser una barrera importante para las empresas, especialmente las PYMES.

 

 Asimismo, uno de los mayores miedos es el riesgo al desplazamiento de trabajadores, ya que al reemplazar personal en tareas que pueden ser automatizadas, se genera una pérdida de empleos y la necesidad de que estos adquieran nuevas habilidades para adaptarse a los nuevos roles que surgen a raíz de la presencia de la IA en el ecosistema empresarial (Escala Blog, 2024). También existe un importante riesgo de “sesgo” dado que la IA se alimenta con datos históricos y algoritmos de aprendizaje automático, los cuales se ha demostrado contienen prejuicios raciales o de género, ocasionando que algunas de sus recomendaciones o decisiones se vean sesgadas por los mismos, y perpetúen este tipo de creencias. Finalmente, aunque la IA puede ser muy efectiva en tareas repetitivas y rutinarias, no puede serlo del todo en tareas que requieren empatía, creatividad y juicio humano (Escala Blog, 2024).

 

La IA, como todas las grandes revoluciones tecnológicas, ha generado una multiplicidad de emociones y opiniones encontradas. Si bien día a día se demuestran las bondades que su llegada ha aportado al ecosistema empresarial, no debemos perder de vista que aún nos enfrentamos a una herramienta sumamente poderosa, cuyo impacto en la sociedad es todavía desconocido. En este sentido, es fundamental educar a la población sobre su uso responsable, orientándola para que su funcionamiento potencie las habilidades humanas, optimice la competitividad del entorno y brinde mayores oportunidades y calidad de vida a las personas. Finalmente, no hay que perder de vista que se está en el momento adecuado para prepararse e informarse sobre su uso adecuado, evitando riesgos potenciales y aprovechando al máximo las ventajas que ofrece la IA a nuestras vidas.


Comments


bottom of page