top of page
  • Foto del escritorLaura Serna

Las finanzas y las emociones

Actualizado: 27 nov 2023

Aprender a manejar el dinero y las finanzas personales, no solo es cuestión de sentarnos a realizar las cuentas mes a mes, también existe un factor que en muchas ocasiones pasa desapercibido y son las emociones, las cuales siempre están presentes y las podemos definir como reacciones que usa nuestro cerebro y nuestro cuerpo para alertarnos que algo está pasando, siendo determinantes a la hora de tomar cualquier decisión 

Se ha demostrado  que las finanzas y las emociones están sumamente ligadas a nuestra forma de actuar, es muy importante que saquemos un tiempo para considerar:  qué sientes, a qué le tienes miedo y cómo reaccionas financieramente a ciertas situaciones, esto te permitirá empezar a llevar una vida financiera saludable donde se tenga un equilibrio entre esas emociones que reconocemos que nos genera el dinero y la parte racional.

En este blog queremos invitarte a que tomes decisiones financieras más conscientes y que cuando estés a punto de hacer una compra, respires profundamente y  conectes la emoción, el pensamiento y la acción de la siguiente manera:

  1. La emoción: reconoce el sentimiento que surge frente a lo que quieres comprar, este no puede convertirse en el único criterio para actuar.

  2. El pensamiento: nos genera preguntas acerca de la necesidad de aquello que queremos: ¿se ajusta a mi presupuesto?, ¿cómo lo puedo pagar?, ¿realmente lo necesito? 

  3. La acción: después del análisis frente a la compra, si encuentras razones favorables, puedes hacerlo sabiendo que esa acción contribuirá a tu bienestar.

Para complementar este espacio de reflexión es valioso que trabajemos en habilidades como el autocontrol y la estabilidad emocional, de modo que estemos en la capacidad de identificar cuando estamos haciendo gastos innecesarios y aprendamos a reconocer y gestionar cada una de las emociones que llegan a nosotros. 

Además de lo que mencionamos anteriormente, es muy importante que no te olvides de lo siguiente: 

  1. Organiza tus finanzas mensuales: saca un espacio una o dos veces al mes para organizar y revisar tus finanzas conociendo tus ingresos, tus deudas, tus gastos promedio y tus ahorros, existen muchas maneras de hacerlo, utiliza aquella con la que te sientas más comod@.

  2. Regula tus gastos hormiga: estos van fuertemente ligados a tus emociones, ¿en verdad necesitas tomar ese café costoso diariamente después del almuerzo en tu oficina?

  3. Ahorra siempre al recibir tus ingresos: es una práctica que requiere de disciplina. Ahorra un porcentaje de tu dinero siempre que recibas tus ingresos.  Evita “guardar” el dinero que te sobra, porque realmente ese dinero nunca va te a sobrar y no podrás ahorrar.

“A medida que gastas dinero debes tener el coraje de autoauditarte y descifrar que emociones están impulsando tus gastos” – Deborah Smith Pegues


Las finanzas y las emociones

Comments


bottom of page