top of page
  • Foto del escritorEstefanía Reyes

El peso de la moda en el ecosistema del emprendimiento en Colombia

Aunque para muchos en Colombia, la palabra moda sólo traía al pensamiento la última sección que aparecía en los noticieros de los canales nacionales, o traía al pensamiento algunas revistas como “Vogue”; hoy, el peso y la importancia que este sector ha traído para la economía nacional no pueden ser ignorados.


Además de la generación de ingresos representativos en la economía de un país, es un sector que logra mezclar desarrollo económico, creatividad, sostenibilidad, e impacto social en una sola palabra. Particularmente, en Colombia este sector ha tenido un crecimiento importante, siendo cada vez más el número de emprendimientos dedicados al desarrollo y diseño textil de ropa y accesorios que han convertido el “compra y viste local” en un nuevo mantra para los amantes de la moda en el país. La creatividad de los diseñadores colombianos y su adaptación a prácticas de producción textil sostenible, han llevado a que la industria represente actualmente un 9,4% del total del Producto Interno Bruto (PIB) de acuerdo con el Instituto de Exportación de la Moda (INEXMODA), generando múltiples empleos, principalmente en Medellín y Bogotá.


La capital del país, es el epicentro de la industria textil en Colombia teniendo la mayor cantidad de empresas de confección y producción en el país. Bogotá alberga a más de 35.000 empresas activas del sector de la moda, en donde la mayor parte son de ropa (aproximadamente un 79%), seguido de cuero, calzado y marroquinería y un 4% para joyería y bisutería. De todas estas empresas de confección y producción, el 98% son pequeñas y medianas empresas.

El peso de la industria no solamente es relevante en el país, sino en toda la región, pues Colombia se ha convertido en un referente latinoamericano caracterizado por el color, la inspiración en su biodiversidad, el uso de textiles de alta calidad, las tendencias, la versatilidad de sus piezas y lo exótico en sus diseños.


Este fortalecimiento del sector representa una oportunidad para las PYMES colombianas, que podrán aumentar su impacto en la medida que sigan innovando en sus diseños, además de adaptar estrategias de sostenibilidad que las conviertan en empresas llamativas y de mayor potencial para los mercados internacionales. Adicionalmente, el aumento en la participación de estas marcas en los escenarios internacionales de moda podrá aumentar su visibilidad, y por qué no, los negocios reales que éstas puedan concretar con clientes que hoy viven en un lugar geográficamente distante pero que emocionalmente están conectados con el talento y el diseño colombiano. Hoy la moda colombiana además ser uno de los principales dinamizadores de la economía, es el vehículo para dar a conocer al mundo el talento y la inspiración que tienen los microempresarios del país.




Comments


bottom of page