top of page
  • Foto del escritorDaniela Palacio

El viaje a la materialización de nuestros sueños

Muchas veces hemos tenido momentos de genialidad creativa, momentos donde nos permitimos soñar, crear e imaginar sin límites… Muchas veces, esas ideas podrían se convierten en ideas de negocios y nos podemos confundir al pensar en cómo llevar esa idea a un emprendimiento que aporte valor y sea sostenible. El proceso de la concepción de ideas hasta la creación de un emprendimiento es un desafío que nos apasiona acompañar y vivir. Por ello, queremos compartir algunos puntos clave a tener en cuenta para materializar esas ideas brillantes que tenemos.


Primero, debemos tener claro el por qué de nuestra idea, qué nos inspiró. Aquí es importante pensar en los motivos por los cuales queremos hacer lo que vamos a hacer. ¿Qué problema estás resolviendo, qué oportunidad estás aprovechando?¿Qué te inspiró a tener esta idea? Definir el propósito, te ayudará a tener claro tu norte, y así poder guiar tus decisiones y mantener el enfoque en lo que realmente importa.


Segundo, antes de tirarte al vacío, es recomendable investigar tu mercado ¿Quién compraría tu producto o servicio?¿Quiénes son los competidores?¿Quién sería tu publico objetivo?¿Cuál es tu propuesta de valor?. Este segundo momento es un momento valioso, pues te ayudará a refinar tu idea y estrategia comercial, así, impactas al publico que debes llegar.

Adicionalmente, se debe tener claro el plan de la organización, definiendo objetivos, la estrategia, estructura de costos, proyecciones financieras, entre otros. Así, podrás tener claridad frente a lo que necesitas y la capacidad que tienes actualmente. Tener estas claridades, te ayudará a atraer inversionistas, obtener financiamiento y guiar a tu empresa de forma coherente al punto al que se quiere llegar.


La financiación es una parte crucial en cualquier negocio. Evalúa cuales son tus opciones, ¿Vas a hacer uso de tus ahorros?¿Solicitarás un préstamo?¿Buscarás inversores? La opción más adecuada dependerá de tus necesidades financieras y del emprendimiento.


Haz red, muévete en el ecosistema, conecta con otras personas que están viviendo experiencias similares a ti y aprende en compañía de otras personas que como tú, se atrevieron a realizar sus sueños. Adicionalmente, evalúa en qué momento puedes empezar a crear equipo, ¿Cuáles sería esas habilidades complementarias que necesita tu equipo?


Siguiendo las palabras de Kelvin, Lo que no se mide, no se mejora y lo que no se mejora tiende a desaparecer. La creación de objetivos clave de resultado (OKR) y Indicadores calve de desempeño (KPI), son esenciales para identificar cómo estamos desarrollando nuestras funciones  y de qué manera podemos mejorar. Estas evaluaciones nos permiten realizar un seguimiento constante y evalúa los resultados, nos permite aprender de las situaciones retadoras y ajustarnos en los temas que sea necesario.


En conclusión, el viaje del emprendedor es desafiante y puede ser solitario, por ello, es importante rodearse de un ecosistema emprendedor que brinde apoyo y oportunidades. En Impact Hub, estamos comprometidos a apoyar a los emprendedores en todas las etapas de su viaje, desde la ideación hasta la internacionalización. Con esfuerzo, apoyo y perseverancia, cualquier idea puede convertirse en un emprendimiento exitoso.

Comments


bottom of page