¡Impact Hub llega a Medellín!
5 May 2018 - Federico Restrepo Sierra

Un laboratorio de innovación. Una incubadora de negocios. Un centro comunitario para empresas de impacto. Impact Hub ofrece un ecosistema único de recursos, inspiración y oportunidades de colaboración para aumentar el impacto positivo de los emprendedores. Un espacio y una comunidad diversa que inspira, conecta, articula y permite desarrollar ideas de clase mundial.

Estamos felices de poder compartir con ustedes esta iniciativa, pensada desde las necesidades que hemos venido entendiendo en la ciudad luego de haber emprendido durante los últimos 10 años pero también, desde las oportunidades que hemos visto en diferentes geografías del planeta luego de habitarlas durante varios años también.

Estamos convencidos del aporte profundo que podemos hacer a las comunidades de la ciudad, de la manera en que podemos centrar al emprendedor en toda la ecuación de la innovación de la ciudad, de cómo podemos orientar a la universidad sobre cómo transformar conocimiento en negocios y en impacto, de cómo podemos conectar a los inversionistas de impacto, tanto locales como internacionales, con casos de inversión interesantes de nuestro ecosistema. Estamos seguros de que podemos crear transacciones de valor duraderas entre los diferentes actores del ecosistema.

Estamos convencidos de la relevancia que el Impact Hub Medellín tendrá en la ciudad y por ésto, celebramos con ustedes nuestra llegada al ecosistema local de innovación e impacto. ¡Bienvenidos!

Una comunidad de innovación e impacto

La innovación no surge en nuestra zona de confort. Se necesita valor para darle vida a una nueva idea. Aunque se cree comúnmente que los empresarios nacen, no se hacen. Nosotros, en el Impact Hub Medellín, sabemos que esto es un mito.

Hoy en día es normal escuchar, que el mundo cambia una persona a la vez, pero en realidad cambia cuando las personas, a través de redes y relaciones generan una visión y una acción común. Esta es una buena noticia para aquellos de nosotros que intentamos cambiar el mundo y crear un futuro positivo. En lugar de  sólo preocuparnos por cantidades y números, como organizaciones nos preocupamos por ser valiosos para la ciudad y sus habitantes, y es por esto que nuestra misión es fomentar conexiones de valor. A través de estas relaciones, desarrollaremos nuevos conocimientos, prácticas, valor compartido y compromiso, que conducen a un cambio con alcance amplio.

Estas redes no son el objetivo final. A medida que las redes crecen, estas se transforman en comunidades de práctica activas. Es cuando los esfuerzos individuales y locales se conectan entre sí, para fortalecerse como comunidades, que se genera un ecosistema real de innovación e impacto. Este ecosistema tiene cualidades y capacidades que eran desconocidas para los individuos. En realidad no existían hasta que el ecosistema se crea. Estas son cualidades y características del ecosistema, no de los individuos u organizaciones, pero una vez parte del ecosistema, son parte de todos.

Este proceso va en contra de nuestras suposiciones de cómo ocurre el cambio. En la naturaleza, el cambio nunca ocurre como resultado de planes estratégicos preconcebidos de arriba abajo o del mandato de un solo individuo o jefe. El cambio comienza cuando las acciones locales surgen simultáneamente en muchas áreas diferentes. Si estos cambios permanecen desconectados, no sucede nada más allá de cada configuración individual. Sin embargo, cuando se conectan, las acciones locales pueden surgir como un sistema poderoso con influencia a un nivel más integral.

Este aspecto de ecosistema tiene profundas implicaciones para los emprendedores. En lugar de desarrollarnos individualmente como líderes y profesionales hábiles, haríamos mejor en conectarnos con otros de ideas afines y crear las condiciones para la generación de nuevas ideas, acciones y proyectos. Las habilidades y capacidades que necesitan se encontrarán en el sistema que emerge, no en mejores programas de capacitación.

Comenzamos como individuos y organizaciones desarticuladas, creamos redes, cambiamos a comunidad de prácticas intencionales de crecimiento y evolucionamos a un poderoso ecosistema de innovación e impacto capaz de generar cambio en nuestra región.

Todos tenemos ideas para crear empresa, cambiar el mundo, emprender un nuevo proyecto. Pero, ¿dónde va uno a hacer que sucedan? Sentimos que hay una crisis de acceso a la experiencia, la infraestructura y a las redes necesarias para convertir las ideas en realidad. Hay grupos de personas que tratan de obtener buenas ideas de sus habitaciones: solitarias, aisladas del mundo. Entonces nos dimos cuenta: ¿Qué pasaría si estas personas pudieran reunirse en el mismo espacio físico y tener un lugar para conectarse?

Antes de responder esta pregunta, queremos exponer un poco el contexto bajo el cual nos encontramos los últimos años:

Contexto de Nacional, Regional y Local

Colombia es la tercera economía más grande de América del Sur, y Medellín es la segunda ciudad más grande de Colombia. En la última década, se ha esforzado por distanciarse del legado de la delincuencia y la corrupción del narcotráfico, al posicionarse como la capital innovadora con visión de futuro de Colombia, en vías de convertirse en un centro de innovación clave en la región de América Latina.

Esta transformación ha sido impulsada tanto por el gobierno, que estableció una agencia de innovación y un gran complejo para el emprendimiento en 2010, en INNpulsa y Ruta N, como por los esfuerzos concertados de los actores de todo el ecosistema, incluidos los inversionistas y las empresas.

En 2014, 243 organizaciones firmaron por primera vez el Gran Pacto por la innovación. Actualmente, 2545 actores multisectoriales han firmado este Gran Pacto, comprometiéndose a acelerar el movimiento para promover y trabajar hacia la visión 2021, en el que la innovación es “el principal motor de la economía y el bienestar de la ciudad, basado en un ecosistema de clase mundial“. Se busca que la inversión en tecnología e innovación alcance el 3% del PIB, y que se creen 295 nuevas empresas y 9000 puestos de trabajo como resultado.

Estos esfuerzos son parte de una inversión más amplia en transformación urbana, para la cual Medellín ha sido citado como un modelo de éxito, incluida la creación de sistemas de transporte masivos que conectan barrios desfavorecidos con el centro de la ciudad en teleférico e invierten en proyectos comunitarios para construir redes sociales resistencia.

Estos esfuerzos están dando resultados, y la trayectoria del éxito hace que Medellín sea hoy una ciudad de oportunidades. El índice de innovación 2ThinkNow, basado en 162 indicadores socioeconómicos, marcó el acelerado ascenso de Medellín de 265º en 2014 a 142º en 2016. Medellín ahora es reconocido como el destino turístico urbano de mayor crecimiento en América Latina en 2018, y el grupo de Facebook The Digital Nomads Medellín tiene casi 3,600 miembros. Medellín subió del 208º (en 2008) al 62º (en 2016) en el ranking de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones, por encima de ciudades como San Francisco, Miami, Ginebra y Frankfurt.

En 2016, la ciudad fue sede del Global Entrepreneurship Congress, el mayor exponente de su tipo en el mundo, en el que se reunieron empresarios, investigadores, inversores y políticos de más de 160 países. Como resultado, el Global Entrepreneurship Network se comprometió a establecer una nueva red de país en Colombia en colaboración con sus socios, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI) y la oficina del Alcalde de Medellín, para apoyar el ecosistema en expansión. Gracias a su reputación como la “ciudad de la eterna primavera” con un clima templado (promedio de 17 a 28 grados, 4980 pies), cultura viva, infraestructura modernizada y ubicación geográfica estratégica en las Américas, Medellín es ahora un lugar muy atractivo para ser visitado, organizar conferencias, establecerse como profesional independiente, iniciar una nueva empresa o ampliar una empresa a los mercados latinoamericanos. Este es un impulso claro que el Impact Hub aprovechará.

Durante 2016, en Antioquia, cada día se crearon 102 empresas, con lo que al cierre del año se contabilizaron 37.302 nuevas unidades productivas, 3.472 más que en 2015, para un aumento de 10,26 %.

Así lo reflejaron los datos del Registro Único Empresarial y Social (Rues), consolidados por la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio (Confecámaras), en su Informe de Dinámica Empresarial, en el que se reportó que el año anterior se crearon en el país 299.632 empresas: 76.794 sociedades y 222.838 emprendimientos de personas naturales.

La iniciativa empresarial paisa se ubicó en segundo lugar en el escalafón, luego de Bogotá (70.066), y por encima de Valle (26.006), Cundinamarca (16.364) y Santander (16.280)

Actualmente Medellín carece de una comunidad de emprendimiento e innovadores sociales que les permita escalar su impacto a través de la colaboración, el valor compartido y las conexiones, para de ésta manera escalar sus modelos de negocio y generar un mayor impacto económico y social en nuestra región. Necesitamos poner al innovador social en el centro de la ecuación del emprendimiento, de tal manera que sus intentos de emprender cuenten siempre con las mejores herramientas en los tiempos más claves para la etapa en la que se encuentre.

¿Qué es Impact Hub?

Un punto de conexión para ideas, personas y propósitos en donde todos se sientan bienvenidos y desafiados para llegar a su máximo potencial, inmersos en una comunidad fuerte y vibrante, con aspiraciones y objetivos similares.

Impact Hub facilita un espacio para trabajar productivamente, conectarse con los demás, generar ideas y avanzar en los sueños. Al hacer esto, Impact Hub acompaña los procesos de emprendedores, freelancers e innovadores sociales, ayudándolos a crear, fortalecer y escalar cualquier idea, al tiempo que se logra un impacto positivo en la sociedad.

Es un lugar para convocar, fortalecer y fomentar la comunidad emprendedora local, conectarla con una red global de +100 ciudades, facilitando la generación de valor compartido y dando forma a la evolución del ecosistema de innovación más amplio en Medellín.

Es la plataforma ideal para que cualquier emprendedor internacional que quiera venir a Colombia, llegue a través de Medellín y para que cualquier emprendedor local salte a mercados extranjeros, debido a la fortaleza y el alcance de nuestra red internacional de Hubs y a la cultura internacional del espacio.

Para convertirse en un centro global de innovación, se necesita una comunidad de innovadores sólida y auténtica, nutrida a través de una cultura de apoyo mutuo que arroje resultados, demostrando lo que han demostrado otros Impact Hubs en todo el mundo: la colaboración es un factor clave del éxito. Se necesita una nueva forma de hacer que las cosas sucedan, una nueva forma de promover a las empresas y el espíritu empresarial, en la que tendremos que trabajar en nuestra comunidad de actores y en la cultura que la rodea.

Cada vez que ingresas a un Impact Hub sientes que algo grandioso está sucediendo y que cualquiera que sea parte de éste, puede influenciarte positivamente de alguna manera. Un entorno que te lleva a ir más allá, desafiando lo que es posible lograr.

Las conversaciones, la posibilidad de conectar con cualquiera que esté dentro del Impact Hub, conocer gente nueva y generar conexiones todo el tiempo, en las que sientes que el mundo se mueve, las personas interactúan, las empresas prosperan y la comunidad crece.

El progreso es el producto de los esfuerzos decididos de las personas para hacer un cambio positivo en el mundo que los rodea, más aún cuando estos esfuerzos se dirigen colectivamente. Vemos el impacto creado por otros Hubs en todo el mundo y queremos reunir a una comunidad de personas en Medellín que comparten este optimismo, impulso y ambición para tener éxito.

Estamos inspirados por el potencial que Impact Hub en Medellín tiene para cambiar el juego dentro del ecosistema emprendedor local, aportando nuevas perspectivas, mejorando la mentalidad y sacudiendo paradigmas con respecto a lo que la innovación significa para la ciudad, incluyendo quién puede generarla y quién puede beneficiarse.

Comunidad es la palabra clave: el Impact Hub estará asentado en un espacio de coworking, moderno, pensado para la colaboración, dotado de las facilidades necesarias para que las transacciones de valor que hemos venido elaborando puedan tomar forma. Sin embargo, este espacio de coworking será sólo el medio para, la excusa de, el pretexto por el cual nuestra comunidad encontrará un punto para asentarse, conocerse, relacionarse y crecer. La comunidad es nuestro principal activo y en definitiva, el que nos diferencia con más marcación del resto de propuesta ecosistemáticas de la ciudad.

Es la comunidad la que logra que alguien quiera dedicar sus días a trabajar en el Impact Hub, que una universidad quiera desarrollar parte de sus cursos allí, que una empresa privada quiera ubicar su departamento de innovación con nosotros, que un inversionista de impacto quiera hacer su evento anual dentro del Impact Hub, que las entidades del Estado quieran usar para presentar su nuevo programa de emprendimiento. La comunidad es el imán que garantizará que en todo momento, cualquiera de sus integrantes. pueda dar y recibir valor, pueda aportar al ecosistema y ser retribuido por el mismo.

Los enlaces faltantes

Los esfuerzos municipales para promover la innovación han tenido resultados encontrados. Mientras que el lanzamiento de la unidad gubernamental de emprendimiento iNNpulsa y la construcción del complejo de edificios enfocado en la innovación, Ruta N, han logrado promover una cultura de emprendimiento e inspiración, en sus ocho años de operaciones, Medellín no ha registrado una sola patente. En comparación, San Francisco ha registrado 66,000 solicitudes de patentes y Londres 25,000 (OECD Policy Review, 2015). Claramente, algo falta.

El panorama al cual se enfrenta un emprendedor en nuestro país es bastante difícil por distintos motivos y es por esto que de las empresas que emprenden en Colombia, el primer año subsisten 55% de ellas, el segundo el 41% y el tercero el 31% (ASEC).

Según estudios de la CAF, países como el nuestro son 2 veces más propensos a la creación de nuevas empresas, pero 6 veces menos capaces de generar compañías con más de 50 empleados.

Esta condición, imposibilita que nuestro tejido empresarial logre eficiencias que nos permitan comenzar sendas de crecimiento y sofisticación sostenidas en nuestra economía y competir a nivel internacional

Y es que las cifras avalan esta realidad en Colombia. Según la Cámara de Comercio de Bogotá, en el primer año sólo subsisten el 55% de las empresas creadas, en el segundo un 41%, en el tercero un 31%, en el cuarto un 25% y solo 1 de cada 10 supera los 10 años de operación.

En el primer semestre de 2017, iNNpulsa ejecutó más de $27.132 millones, impactando a 2.288 beneficiarios. A pesar de que el sistema financiero colombiano ha avanzado de forma significativa en los últimos años, aún persisten desafíos para lograr la consolidación de un ecosistema con fuentes de financiación en cada etapa de desarrollo de los emprendimientos.

Según un estudio de la Universidad del Rosario, 6 de cada 10 emprendedores fracasan en su aventura empresarial por falta de financiación real que convierta su idea de negocio en un verdadero caso de éxito. Adicionalmente, los emprendimientos son, en promedio, de corta duración y su tasa de supervivencia es cada vez menor.

Infografia Latam

Según informe de Innpulsa y la Universidad Nacional Sede Medellín (Censo a Emprendedores 2017) en el país hay 2.696 startups que se encuentran en su primera etapa de desarrollo, pero que tienen un alto potencial de éxito. El estudio se realizó en las capitales de los 32 departamentos y en 10 municipios de áreas metropolitanas de Medellín, Cali y Bucaramanga.

El informe muestra que los emprendimientos con menos de cinco años de operaciones han generado 7.933 empleos directos.

Por edades, se comprobó que la mayor proporción de los emprendedores está entre los 25 y 35 años (49,37% de los consultados), seguidos de los que se ubican en el rango de edad entre 35 y 45 años (28,79%) de la muestra. Además, el estudio encontró que los hombres (69,4%) tienen una mayor participación en el entorno emprendedor.

Adicionalmente, el 84,4% de los colombianos dijo que hoy cuentan con un emprendimiento afirmaron tener un nivel de formación universitaria y el 76,3% dijo manejar un segundo idioma, en su mayoría el inglés.

Los resultados obtenidos permiten constatar que el mayor porcentaje de emprendedores innovan en servicios y productos (53,35% y 24,4% respectivamente).

Como parte de esta investigación también se estableció cuáles son las instituciones, los actores y activos del emprendimiento y la innovación en todas las regiones de Colombia.

De ese modo, se identificó que el 89,13% de los emprendedores utiliza recursos propios como préstamos personales o inversiones familiares para iniciar sus emprendimientos.

Igualmente, se percibe una baja participación en el uso de otros recursos como subsidios de entidades gubernamentales nacionales y regionales, fondos de capital de riesgo y otros (10,87%).

Infografia Colombia

Para convertirse en un centro global de innovación, una ciudad necesita una comunidad de innovadores sólida y auténtica, nutrida a través de una cultura de apoyo mutuo que arroje resultados, demostrando lo que han generado Impact Hubs en todo el mundo: la colaboración es un factor clave del éxito. Se necesita una nueva forma de hacer que las cosas sucedan, una nueva forma de promover la innovación y el espíritu emprendedor, en la que tendremos que trabajar en nuestra comunidad empresarial y en la cultura que la rodea.

Además, identificamos las necesidades específicas que Impact Hub Medellín abordará para hacer realidad el potencial empresarial de la región y aumentar nuestro impacto positivo, apoyando el progreso social y económico de la ciudad:

  • Cultura de desconfianza: se refleja en el hecho de que Colombia ocupa el puesto 177 en la aplicación de contratos a nivel mundial de acuerdo con el Banco Mundial (Measuring Business Regulations, 2018).
  • Miedo a la colaboración: el miedo a que nuestra idea sea robada, sobrepasa la percepción del valor compartido derivado de la colaboración. Impact Hub cambiará la narrativa, liderando con el ejemplo y creando en conjunto con los emprendedores una cultura de colaboración.
  • Falta de diversidad: actualmente Colombia ocupa el puesto 72 en calidad económica que mide la apertura de una economía (Índice de prosperidad Legatum, 2017) y los enfoques tradicionales o ‘business as usual’ siguen siendo dominantes en Medellín. La diversidad y la inclusión mejoran el ecosistema emprendedor, trayendo nuevas perspectivas, métodos, experiencias e ideas para generar una innovación real. Nuestro objetivo es liderar con el ejemplo, viviendo esta filosofía a medida que construimos nuestro equipo y crezcamos la comunidad de Impact Hub.
  • Necesitamos un espacio para generar valor compartido: carecemos de un mecanismo de compromiso claro para crear y compartir valor entre el gobierno y las universidades, los emprendedores y las empresas, las escuelas y las ONG, y así sucesivamente. Tenemos plataformas sólidas y aisladas alrededor de la ciudad para distintas circunscripciones, pero hasta ahora no ha habido una estrategia coherente para unirlas. Aquí es donde el Hub hará honor a su nombre, como un espacio físico para albergar la reunión de mentes y la intersección de campos de especialización. Al hacer esto, también servirá como una plataforma desde la cual las conversaciones de colaboración viajarán más allá y permearán la cultura empresarial más amplia de la ciudad.

Vemos que actualmente estas conexiones faltan y por ende, en conjunto con los emprendedores de la ciudad, volveremos realidad la idea de un ecosistema de innovación e impacto que trabaje de manera colaborativa para generar desarrollo en la región.

Para cultivar un ecosistema fuerte e innovador, debemos dar pasos graduales hacia una visión compartida. Cada desafío identificado anteriormente representa una oportunidad para que Impact Hub conecte a la comunidad local con el entorno global. Esto requerirá estrategias disruptivas, y creemos que la historia de resiliencia y fuerte sentido de identidad de la ciudad indica que, como comunidad emprendedora, estaremos a la altura del desafío y, con el tiempo, nos estableceremos como un jugador significativo en la escena mundial, contribuyendo a un intercambio internacional de conocimiento y empresa.

Oportunidades e inversión:

Se prevé que la inversión del gobierno local en emprendimiento alcance el 3% del PIB para el año 2021 (Revista Dinero, 2017), siguiendo el ejemplo de mercados como Corea del Sur e Israel.

Una economía en alza: Colombia acaba de lograr la membresía de la OCDE (Portafolio, 2018). Uno de los objetivos de la OCDE es aumentar la productividad y desarrollar una economía más fuerte y estable en cada uno de sus países miembros, la adhesión representa una gran oportunidad para que Colombia promueva la inclusión y refuerce el crecimiento que hemos tenido en los últimos años, mientras que los programas regionales de la OCDE para América Latina nos abrirán oportunidades en el futuro. También se dice que la economía colombiana es más resistente a la caída de los precios de las materias primas en comparación con otros países latinoamericanos (El Tiempo, 2017).

La Alianza del Pacífico: México, Chile, Perú y Colombia acordaron impulsar marcos de cooperación, a través de los cuales las economías y las estructuras políticas puedan florecer y ganar legitimidad. Se están asignando fondos para que la Alianza tenga un efecto directo dentro de los diferentes ecosistemas empresariales. Esta etapa crea potencial para que nuestro Impact Hub traiga y envíe empresas desde aquí a esos países y viceversa.

Atraer y desplegar oportunidades locales de microfinanciamiento: existe una clara falta de capital financiero inteligente para emprendedores y nuevas empresas dentro de la ciudad y esto se entiende como una de las principales razones por las que las empresas no pueden alcanzar el hito de 5 años. Existe un gran potencial para atraer, gestionar y crear valor en torno a fondos nacionales e internacionales, atraídos por el ecosistema creado en el Impact Hub y la comunidad de emprendimiento de Medellín, a fin de ganar relevancia en el ecosistema local.

La comunidad y su potencial

Medellín tiene un gran potencial y cada uno de nosotros (emprendedores, empresarios, innovadores sociales y ciudadanos en general) puede reconocerlo. Lo anterior, unido con nuestra naturaleza empresarial, impulso constante por la innovación y nuestra ambición de transformar Medellín en una ciudad más habitable, equitativa e inclusiva, nos lleva a darle vida a la cultura y comunidad emprendedora de la ciudad, que encontrará casa en el Impact Hub.

El impulso actual en la escena nacional de startups lo convierte en un momento ideal para que Impact Hub ingrese y se convierta en un actor clave en Medellín. Lo anterior se acentúa debido a la gran brecha que existe actualmente dentro de los servicios públicos para desarrollar emprendedores y empresarios sostenibles, y define una oportunidad real para que Impact Hub se convierta en un faro de innovación en la ciudad.

Para que todo esto suceda, no bastará con abrir un edificio que tenga el logo del Impact Hub. Por el contrario, requerirá que todos aquellos deseosos de contribuir a algo más grande, nos unamos y le demos vida a esta comunidad colaborativa. Nuestro esfuerzo se enfocará en facilitar los momentos y espacios en lo que todos podamos aportar y construir juntos.

Será gracias a nuestras experiencias colectivas como emprendedores, empresarios, innovadores, estudiantes, internacionales, nómadas y demás, lo que nos lleve a creer que una transformación del desarrollo sostenible en Medellín será posible si logramos un cambio cultural, que se dará gracias a la colaboración y participación de todos. El Impact Hub será el motor de cambio positivo para la ciudad, creado por todos.

Vemos al Emprendedor como el centro de esta comunidad, no a ninguna institución o entidad con otros intereses. Nuestra visión es crear un ecosistema que a través de las relaciones generadas entre todos, pueda fortalecer la capacidad emprendedora en diferentes dimensiones:

El emprendedor local y demás actores del ecosistema necesitan de un espacio que les permita conectarse y colaborar entre ellos e internacionalmente, para escalar el impacto de sus ideas. Pasamos a describir uno a uno los actores del ecosistema planteado anteriormente:

IHM Ecosistema

  • La red global del Impact Hub: integrada por más de 20.000 innovadores sociales en 100 ciudades en el mundo, la red le permitirá a nuestro miembro local acceder a experiencias, recursos y conocimiento internacional, así como a redes relevantes en otros países del mundo.
  • Fondos de inversión: nacionales o internacionales, que buscan estar cerca de comunidades de emprendimiento para capitalizar en nuevas inversiones.  Debido al aumento de la inversión extranjera directa y el ingreso de Colombia a OTAN y OECD, los fondos de inversión buscan una entrada al mercado Colombiano. Al establecer una comunidad crítica de emprendedores e innovadores sociales, el Impact Hub se vuelve el lugar ideal para trabajar de la mano con Fondos de Inversión y establecer programas de Incubación, Aceleración e internacionales de Emprendimientos de alto impacto.
  • Universidades: como centros de generación de conocimiento y como lugares en que surgen los primeros emprendedores, las universidades serán grandes aliados para la creación de espacios formativos, alrededor de temáticas sensibles para la innovación social.
  • Empresas privadas que buscan enfocar estrategias de Responsabilidad Social Corporativa a impacto en los ODS a través del apoyo a emprendedores, generando desarrollo económico en la región. A su vez, implementando programas propios de sostenibilidad para generar proyectos de impacto social.
  • Departamentos de Innovación de Empresas: áreas de innovación que buscan un espacio inspirador para conectar a su departamento con las tendencias del mercado.  Establecer programas de fomento al emprendimiento para el mejoramiento de la cadena de valor de estas organizaciones, generando una oferta local que solucione los problemas y obstáculos a los cuales estas grandes organizaciones se enfrentan. Al mismo tiempo, este fomento del emprendimiento generará un crecimiento en el empleo a nivel local lo que aumentará la tasa de ocupación de los ciudadanos en Medellín y la calidad de vida de los mismos.
  • Entidades de gobierno: tales como secretarías, CEDEZOs y entes descentralizados, quienes por su alcance e influencia, pueden referir a los emprendedores sociales de la ciudad hacia el Impact Hub, de tal manera que puedan participar de nuestros programas.
  • Actores del ecosistema: que buscan desarrollar programas dirigidos a fortalecer el sector del emprendimiento en la ciudad y que carecen de capacidades, experiencia y know how específico para idear, escalar y acelerar a los emprendedores locales. Tener una comunidad asentada en un lugar en el que puedan acercarse para dinamizarla y generar un impacto escalable y replicable. Adicionalmente, la operación de programas que le permitan a éstas entidades enfocarse en política pública mientras reciben el apoyo de organizaciones como el Impact Hub, para llegar directamente a los emprendedores a través de Convocatorias, Retos de Ciudad y Eventos de Aprendizaje o Colaboración.
  • El emprendedor local carece de una comunidad creada para potenciar su impacto y generar conexiones que le permitan crear valor compartido con otros emprendedores y relacionarse con el ecosistema de manera que pueda escalar su impacto económico y social. Es así como dentro de este grupo, percibimos los siguientes desagregados:
    • Emprendedores de Impacto: emprendedores que impactan los Objetivos de Desarrollo Sostenible ya sea a través de sus productos o sus procesos
    • Emprendedores Internacionales: startups de otros países que buscan entrar al país y deciden hacerlo a través de Medellín gracias a la comunidad establecida en el Impact Hub
    • Nómadas Digitales: profesionales (usualmente extranjeros) que usan las nuevas tecnologías para trabajar, que se caracteriza por tener un estilo de vida nómada frente a su vida profesional
    • Innovadores tecnológicos y sociales: emprendimientos de base tecnológica que se enfocan en generar valor social a través de su producto (EdTech, MedTech, AgroTech, IoT, AI, etc)
    • Freelancers: independientes que realizan trabajos de manera autónoma, con el fin de desenvolverse en su profesión o en aquellas áreas que pueden ser más lucrativas y son orientadas a terceros que requieren de servicios específicos

¿Qué hace diferente nuestra comunidad del resto de espacios similares en Medellín?

El Impact Hub es una comunidad

Creemos en el valor compartido y en la generación de transacciones de conocimiento entre todos los miembros de nuestra comunidad. Cualquier persona que pertenezca al Impact Hub tendrá a la mano nuestra red global presente en más de 100 ciudades, inversionistas de impacto, actores tradicionales del ecosistema, instituciones universitarias, la empresa privada y las entidades gubernamentales, todas las anteriores congregadas alrededor de la idea de que la comunidad sólo crece y se fortalece si todos sus miembros están siendo parte activa de ella. Si bien existen en la ciudad organizaciones, colectivos, movimientos y entes dedicados a promover la innovación y el emprendimiento, lo hacen a su vez de manera separada, desarticulada y aislada, dejando de un lado así la potencialidad que existe conformar puntos de encuentro, constantes en el tiempo, cuyo propósito sea eso: crear ambientes en que cada miembro tenga propósitos al dar y necesidades específicas al recibir. La comunidad del Impact Hub será ese punto de encuentro para la ciudad.

Eventos con un enfoque de valor

Si bien existen muchos eventos en Medellín y la oferta constantemente crece, éstos no están necesariamente enmarcados en las necesidades reales del ecosistema. Así mismo, sentimos que la oferta tradicional de eventos sigue siendo tal vez la única fórmula que ha encontrado la ciudad para congregar a las personas alrededor de temáticas específicas. Nuestro ciclo de eventos buscará poner siempre la generación de valor como objetivo central de un fuckup night, de una conferencia con un experto nacional o internacional, de rondas de inversión y de networkin, etc. Teniendo en cuenta el componente de comunidad descrito anteriormente, nuestro ciclo de eventos estará pensado para dinamizar dichas transacciones de valor, para compartir el conocimiento y para fortalecer los vínculos de un ecosistema desarticulado. Por otra parte, nuestra red global nos permitirá crear temáticas de eventos que posiblemente no se han abordado en la ciudad, importando metodologías, herramientas y know-how de ecosistemas de emprendimiento del planeta mucho más maduros y disruptivos.

Programas con el emprendedor en el centro

El equipo del Impact Hub cuenta con experiencia emprendedora y de innovación social de más de 10 años en sectores como la sostenibilidad, el desarrollo de tecnología y la consultoría. Esto nos permite tener una perspectiva de  qué funciona y qué no a la hora de tratar de idear, incubar, acelerar o escalar una innovación. Hemos vivido de primera mano qué es realmente el emprendimiento y por ende, nuestros programas están pensados con conciencia plena de qué es lo que necesita el emprendedor. Buscamos entonces aprovechar esta sensibilidad y el ser un ente independiente, para implementar programas que no estén sujetos a metas de ejecución de recursos y a la urgencia de mostrar indicadores de impacto en el corto plazo.

Facilitando la inversión de impacto

Uno de los grandes vacíos que tiene el ecosistema actual es la dificultad alarmante para acceder a recursos de capital inteligentes, en etapas realmente tempranas. Ya sea recursos privados, públicos o internacionales, nuestro ecosistema no logra las cantidades necesarias de capital semilla o de inversiones series A, B o C que se requieren, para que las innovaciones puedan realmente consolidarse. El Impact Hub, por medio de su comunidad vibrante y dinámica, dispondrá de las herramientas para ayudarle al inversor tanto nacional como internacional, a encontrar las innovaciones adecuadas para depositar sus recursos, facilitando con un acompañamiento cercano al emprendedor. Nuestra red internacional nos permitirá acceder y conectar con capitales frescos de todo el planeta, interesados en las economías emergentes de nuestra región. Así mismo, nuestros programas nos permitirán fortalecer a los innovadores, con el fin de preparar sus casos de inversión y la consecución adecuada de las metas planteadas.

Programa Especiales para la comunidad

Existen brechas en el ecosistema actual en cuanto a temáticas de relevancia global que no se están abordando de manera proactiva, con el fin de ayudarle a determinadas comunidades a crear innovación y emprendimiento en temáticas cruciales. Es por esto que el Impact Hub desarrollará programas especiales para 2 tipos de comunidades: género femenino y Objetivos de Desarrollo Sostenible. Queremos ver a más mujeres más presentes en el ecosistema, con números e indicadores que respalden su papel y que legitimen las oportunidades que necesitan para tener el mismo protagonismo que el hombre en cuanto a nuevas empresas creadas, nuevas patentes desarrolladas, entre otros. Así mismo, vemos como algo urgente el alinear al ecosistema actual con la agenda de sostenibilidad más importante del planeta hacia el 2030: son 17 ODS que deben comenzar a estar muy presentes en todo tipo de organizaciones locales y regionales, ya sea en etapas tempranas o etapas más maduras. A través de este programa buscaremos incorporar los ODS en las cadenas de valor de las organizaciones que hagan parte de la comunidad del Impact Hub.

Lo que se viene para el  Impact Hub en el 2018

Para que lo anterior suceda, empezaremos a compartir con todos y cada uno de los emprendedores de la ciudad y crear con ellos  esta comunidad. Así que, los invitamos a acompañarnos en diferentes espacios para que construyamos esto juntos.

En nuestras próximas publicaciones y comunicación por nuestro canal de Instagram esperamos interactuar con ustedes para construir en conjunto como debe verse esta gran comunidad que nace hoy, que ventos debemos realizar en conjunto que le agreguen valor a los participantes y a la ciudad, programas que podemos realizar en conjunto para impactar y mejorar la calidad de vida en nuestra región… En fin, este es tan solo el comienzo de este gran viaje para esta nueva comunidad de Innovación y Emprendimiento de Medellín!

¡Bienvenidos y a cambiar el mundo!

Comunícate con nosotros:

Correo: medellin@candidate.impacthub.net

Instagram: hub_med

WhastApp: +57 305 469 5347

Fuentes:

– BBC News, 2013 http://www.bbc.com/news/world-latin-america-21638308

– OECD Leed Policy Review, 2015. Promoting the development of local innovation systems https://www.oecd.org/cfe/leed/OECD%20LEED%20Policy%20Review_Medellin_EN_.pdf

– Portafolio, 2018: http://www.portafolio.co/economia/proceso-de-colombia-para-entrar-a-la-ocde-513505

-The Legatum Prosperity Index, 2017 http://www.prosperity.com/rankings?lipi=urn%3Ali%3Apage%3Ad_flagship3_pulse_read%3BmUMc564NQ2eH1wIRHmdteQ%3D%3D

– Time Magazine ,1988 http://content.time.com/time/subscriber/article/0,33009,967029,00.html

– Transparency International. Global Corruption Index, 2017 https://www.transparency.org/country/COL

– World Bank, 2018. Doing Business – Enforcing Contracts indicators http://www.doingbusiness.org/data/exploretopics/enforcing-contracts?lipi=urn%3Ali%3Apage%3Ad_flagship3_pulse_read%3BmUMc564NQ2eH1wIRHmdteQ%3D%3