Espacios de trabajo que inspiran
17 January 2019 - Federico Restrepo Sierra

Cada vez son más las organizaciones que se “reinventan” no solo en su estrategia, sino en sus instalaciones, para lograr que sus colaboradores se sientan felices en su trabajo y sean aún más productivos. Hoy, esta parte física de las empresas está caracterizada por los espacios amplios, lejos de los tradicionales cubículos; los lugares coloridos y con luz natural en pro de la sostenibilidad ambiental y estas son solo algunas de muchas características.

Pero estos espacios sostenibles, inspiradores, diferentes o como los queramos nombrar, van más allá de lo físico y comienzan a ser el reflejo de la cultura organizacional de cada empresa y por ende del clima organizacional que se maneja al interior de ésta; factores de los cuales dependen temas como la rotación, los rumores,  despidos, ausencias e incluso poca puntualidad y baja eficiencia.

Es decir, estos espacios inspiradores no comunican sobre la organización solo a nivel externo o de imagen, sino que influyen en los principales “clientes” que son los colaboradores, los cuales se espera que asistan a su lugar de trabajo con entusiasmo, sin presiones o por obligación; puesto que llegarán a un lugar donde pueden ser ellos mismos, moverse con tranquilidad, ver personas diferentes todos los días, crear conexiones o trabajar en equipo y sumado a esto, crecer en el ámbito profesional.

Lo anterior, obviamente, facilitará la interiorización de los valores organizacionales, puesto que están explícitos en el ambiente que genera el espacio y por tanto, el compromiso con la misión y la visión organizacional, debido a que la sentirán propia y no como unas “frases” sin sentido que no los identifican o que no entienden en consonancia con lo que hacen y viven en su trabajo diario.

Finalmente, los espacios creativos y con una “personalidad” propia toman cada vez más protagonismo con sus salas de juegos , cafés, cocinetas, hamacas, entre otros; pero no podemos olvidar que todo esto es una parte que habla de la estructura organizacional, la comunicación asertiva y toda la identidad de la empresa y que aunque no es un “ añadido” sí es una pieza de las organizaciones que debe ser vista más allá de lo evidente.

Elizabeth Gómez Montoya

Comunicadora Social- Periodista

Impact Hub Medellín