Recientemente, contactamos al equipo de Alegra (www.alegra.com) una empresa remota de facturación electrónica y contabilidad en la nube, con el fin de conocer más sobre su modelo de trabajo y cómo ha logrado crecer durante estos 7 años.

Esta Startup Colombiana fue en sus comienzos una empresa tradicional con oficinas, sin embargo, a medida que comenzó a aceptar colaboradores de otros países, decidió implementar un modelo de trabajo remoto.

Gracias a esta decisión hubo varios cambios significativos tanto para la empresa como para sus empleados y es por esto que en este artículo te contamos su experiencia y cómo lo ha logrado. Según Alegra, con el trabajo remoto “Encontramos calidad de vida para el equipo, más tiempo para cosas importantes, menos contaminación, selección del mejor talento en cualquier lugar, pero además nos puso en el mismo plano que nuestros usuarios y nos permitió ofrecerles un mejor servicio, entenderlos mejor”.

Los pilares de una empresa remota

El secreto para constituir una empresa remota siempre ha sido la sobre comunicación, el seguimiento de metodologías y sobre todo, la constitución de una cultura organizacional colaborativa bajo un lineamiento específico. 

Para explicarte sobre esto, te contamos más de estos factores:

1- El método Lean Startup  por encima de todas las cosas

De acuerdo a Alegra, la base de su éxito ha sido el método Lean Startup, el cual les ha ayudado a desarrollar un pensamiento innovador y ha logrado que todos sus empleados se arriesguen a tomar decisiones por muy descabelladas que parezcan.

Esta metodología se basa en llevar a la práctica soluciones enfocadas en lo que realmente necesita el cliente, sin necesidad de crear planes de negocios que requieran grandes cantidades de esfuerzo y recursos, los cuales a la larga pueden no adaptarse a nuestro Buyer Persona. 

Como resultado final, esto le ayuda a cualquier empresa a crecer mediante la experiencia, ya que permite probar, medir y resolver todo lo que se realice, haciéndolo más sostenible. 

2- Formas ágiles de trabajo

Cuando los equipos trabajan a distancia se requiere de formas ágiles de trabajo, que faciliten el cumplimiento de objetivos y la realización de tareas diarias como OKRS y SCRUM.

Para ponerte en contexto, los OKRS ayudan a las empresas a establecer objetivos no solo para sí mismas, sino también para los diferentes equipos de trabajo que la conforman. Es decir, este método permite que todos logren trabajar en función de un objetivo general teniendo objetivos específicos, también llamados resultados clave (KR).

En definitiva, este método es muy efectivo para el aspecto personal y profesional.

Por otro lado, existe el modelo SCRUM, el cual consiste en definir una lista de tareas para completar en una semana e ir realizándose diariamente. Para ello, los miembros de los equipos deberán tener reuniones diarias y poner en contexto a sus compañeros  sobre los avances de sus tareas semanales (Sprints).

En el siguiente artículo de Alegra puedes conocer, desde una manera más personal, cómo fue el proceso de aprendizaje e implementación de estas efectivas metodologías en la cultura corporativa del trabajo remoto

3- Sobrecomunicación

Finalmente, otra de las bases de un modelo de trabajo exitoso es una comunicación clara y efectiva. En los equipos de trabajo remoto debe existir una constante conversación que facilite el proceso de creación de un proyecto, idea o acción que se quiera implementar.

Actualmente existen diversas aplicaciones o plataformas digitales que facilitan el contacto necesario para hacer seguimiento efectivo a las tareas que cada uno de los miembros de un equipo deben realizar, solo queda saber cuál es la más efectiva para tu Pyme.

Por último, ten en cuenta que no todos los modelos de negocio pueden seguir el mismo patrón de comportamiento, existen diversas metodologías aplicables al modelo de teletrabajo, solo queda saber identificar cuáles se adaptan a tu negocio para resolver de manera exitosa las necesidades del equipo. 

 

Los clientes eligen un producto por diferentes razones: valor, estatus, reputación, calidad, entre otras. Pero cada vez son más los que buscan el lado “humano”, los que le compran a aquellas marcas que ayudan a solucionar un problema latente de nuestra sociedad, es decir los que consumen por lo que representa la marca en sí. Y es precisamente esto lo que llamamos marcas con propósito.

Encontrar el propósito de una marca no es fácil, tanto así que muchas empresas llevan vendiendo sus productos o servicios desde hace muchos años con buenas ganancias, pero aún no tienen un propósito claro. Éste implica encontrar la razón por la cuál la marca existe, ligada a la sostenibilidad social, económica y ambiental.

Y hacemos énfasis en esto, porque es común confundir la visión y los valores de una organización con el propósito de la misma: los aspectos anteriores son la manera o el camino por el cual una marca va a cumplir su propósito, pero no son el propósito como tal. Pero entonces ¿cómo definir el propósito de marca?

Queremos compartirles algunos aspectos fundamentales a la hora de definir dicho propósito y de comunicarlo a los clientes, pues es indispensable que sea fácil de percibir y entender. 

    1. ¿ Cuál es mi buyer persona o a quién va dirigido mi producto o servicio?


Definir este aspecto es de vital importancia para tu marca. Hoy es necesario dejar de ver a los clientes sólo como clientes, sino que tenemos que pasar a percibirlos como seres humanos y preguntarnos qué piensan, qué los mueve, qué escuchan, cuáles son sus hobbies, qué hacen, qué dicen, cómo se se ven, qué les gusta, entre otros aspectos que si no conocemos difícilmente marcaremos una diferencia. En resumen, volvernos investigadores,“hackers” de nuestros clientes, en el buen sentido de la palabra.

     2. ¿Qué problema estoy ayudando a solucionar?

Como en el punto anterior, este también está centrado en el consumidor, porque es precisamente aquí donde hay que pensar cómo mi marca va a ayudar a transformar a mi cliente y cómo va a solucionarle sus problemas. Es muy importante resaltar que para lograr esto, tenemos que ser muy buenos observando, escuchando y “callejeando”, porque es ahí donde se encuentran los “ dolores” de las personas, lo que les hace falta o lo que les genera una dificultad. 

 

Finalmente, queremos ponerles un ejemplo. Muchos de nosotros conocemos la marca TOMS, la cual hace zapatillas casuales para el día a día. Esta marca dona un tercio de sus ganancias a organizaciones que trabajan por la salud mental, la igualdad de oportunidades y la seguridad física. Así mismo, por cierta cantidad de zapatos comprados, ellos regalan otros a comunidades que realmente los necesitan.

Las personas que conocen la marca compran estos zapatos por la historia que hay detrás, no porque el producto sea particularmente destacable desde lo externo o tenga algo fuera de lo común. 

Con esto queremos darles a entender que poco a poco el precio y la apariencia están pasando a otro plano  y comienzan a resonar más aquellas marcas con las cuáles sus consumidores se sientan identificados desde los valores que comunican, el liderazgo que tienen, la manera de tratar a sus colaboradores, entre otros aspectos.

Los invitamos a seguir estos pasos y a preguntarse cómo la marca de cada uno de ustedes está aportando a que tengamos un mejor planeta.

‘Gambetiando’ es una plataforma de innovación social que establecimos en 2019. Este programa, co-liderado por Impact Hub Medellín y la Fundación Fútbol para el Futuro tiene como objetivo mejorar la salud y el bienestar en las comunidades; utilizando el fútbol y el emprendimiento social, como herramientas poderosas para que chicas y chicos de 10 a 15 años desarrollen habilidades socio-emocionales, alineado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ( ODS 3, 4, 5, 11) 

Es por esto que a partir de estas publicaciones queremos compartir con ustedes, todos los aprendizajes y  momentos más satisfactorios que este programa nos ha dejado, pues ‘Gambetiando’ tiene alrededor de 6 aliados entre organizaciones públicas, privadas y académicas y además, busca impactar alrededor de 537 niños y niñas durante 3 años de ejecución; llegando al último año con la misma cantidad de chicos y chicas, lo cual se traduce en retos, acuerdos y muchas enseñanzas, ¡Comencemos!

     

¡Creamos alianzas!

Dentro del ecosistema empresarial colombiano, las alianzas representan un gran desafío principalmente porque es común que las empresas solo cuiden de sus intereses individuales. Construir relaciones sólidas y fructíferas en Colombia puede ser difícil, debido a que la participación en estas implica perder cierto grado de autonomía y tener que demostrar más flexibilidad en términos de dirección estratégica, toma de decisiones, objetivos y operaciones y este ambiente fue un reto palpable para ‘Gambetiando’ durante sus primeros meses de implementación.

El Desafío Ciudades Saludables para Adolescentes (https://isuh.org/projects/) del cual salimos ganadores tras presentar una propuesta alrededor del bienestar y la salud de los jóvenes (‘Gambetiando’), pidió la creación de un consorcio, donde el proyecto necesitaba establecer las instituciones que iban a ser parte de la alianza y la forma en que trabajarían juntas, esto para tener una dinámica de asociación real y positiva.

Este proceso implicó una cantidad de aprendizajes, específicamente relacionados con la asociación con la Fundación Fútbol para el Futuro (FPF), el principal aliado de esta plataforma de innovación; llevando a memorandos de comprensión, varias reuniones y conversaciones, para que ambas partes comprendieran que la intención general no era tener un protagonista; más bien, el éxito se derivaría de los esfuerzos de cada institución que formara parte del consorcio.  Y así con todos los aliados del programa como Inder, Ruta N y Universidad de Antioquia; se ha enfrentado una serie de procesos de acuerdo al tipo de organización, políticas, formas de trabajo, entre otros. 

Comenzamos el camino en ‘Gambetiando’ creando alianzas de valor que fortalecieran el proyecto y continuamos haciendo del programa un espacio de co-creación. Por esto, queremos continuar compartiendo con ustedes emprendedores, colaboradores de startups y organizaciones de todo tipo, las experiencias que hemos tenido y que sabemos pueden ser de gran ayuda para sus proyectos propios ¡Les seguiremos contando nuestros próximos post!